Seguidores

martes, 14 de agosto de 2012

El error de Eli ¡ Un beso no correspondido? 6º y ultima parte

Os dejo la sexta y ultima parte de la istoria luego os pondre el capi numero dos jajaja:

En el área de Japón los chicos entrenaban como siempre, pero cierta rubia faltaba. Silvia y Celia se voltearon a ver a Kimi, quien se puso nerviosa.

-Dónde está Eli?- pregunto Celia.

-Seguro tú sabes.- dijo Silvia.

-E-Eh... No tengo idea.- mintió la pelirroja sudando frío.

-No mientas.- dijeron ambas chicas mirándola feo.

-Por favor, Kimi, solo queremos saber donde está nuestra amiga.- dijo Camelia. Ante eso Kimi se sonrojó un poco ante la petición de Camelia.

-Bueno... Está en el área de Italia.- respondió de mala gana.

-Eli!- gritaron Celia y Silvia, provocando que todos los chicos dejaran de hacer sus cosas y los miraran raro.

-Que bueno que no saben llamar la atención.- dijo Kimi molesta.

En el área de Italia...

Eli estaba apoyada en el barandal del mirador que había visitado junto a Paolo los primeros días que pasó en Licotte. Estaba a la espera de la misma pelirroja. Kimi ya le había contado a Jude, no permitiría que se lo contara a Paolo. Estaba tan concentrada mirando al horizonte, que no se dio cuenta cuando Paolo llegó.

-Eli?- pregunto parándose junto a ella. La chica pega un salto del susto y lo mira sobresaltada.

-Me asustaste!- exclamo posando su mano derecha sobre su pecho, sintiendo como ru corazón golpeaba contra el a gran velocidad.

-Lo siento.- dijo con una sonrisa, le hacía mucha gracia verla así.- Para que me llamabas.

-Paolo...- murmuró la chica, luego se armó de valor para contarle lo sucedido.

El chico escuchó en silencio y no mostró ninguna en su rostro. No habló hasta que Eli guardó silencio.

-Que tu abuela te quiere en Italia?- preguntó sin poder creer lo que escuchaba.

-Si... Dice que necesito concentrarme en mis estudios en vez de preocuparme por un juego de balón.- respondió mostrando disgusto en su rostro.

-Nunca se opuso antes.- dijo Paolo.

-Porque mi abuelo no le lo permitió, pero ahora que está hospitalizado, lo usa de mayor excusa para que vuelva.- dijo.- Con Nakata no pueden hacer nada, pero conmigo...

-Nakata no tiene tu custodia?

-Debería, pero como solo tenía once años cuando mis padres murieron y los adultos respondables más cercanos que teníamos eran ellos.- dijo triste.- Desde entonces mis abuelos tienen mi custodia.

-Esto de las leyes complica todo.- dijo Paolo molesto.- Pero Nakata es mayor de edad! Ayer escuche a Nakata gritar por teléfono, creo que ahora sé con quien peleaba.

-Con mi abuela... Según ella tener sangre Di Gennaro es todo un honor, pero para mi madre era una maldición. Mi abuela pasó mucho tiempo sin hablarle a mi madre después de que se casara con mi padre. Es algo resentida. Esto es un desastre.

-Eli... A mi no me molestaría tenerte cerca, ya que después del FFI nos volveríamos a ver, pero... Si no tú no eres feliz no tiene gracia.- dijo Paolo posando su mano en la mejilla de la chica.- Te ves hermosa cuando sonríes y no quiero que eso se pierda por que te obliguen a hacer algo que no quieres.

-Paolo...- murmuró Eli hipnotizada por los ojos azules del chico.

-Cualquier cosa, aquí estoy para apoyarte en cualquier cosa que necesites, es una promesa.- dijo acercándose un poco más a ella. Él estaba peligrosamente cerca del rostro de la castaña, pero esta no hizo nada para evitarlo.

Cuando sus labios hicieron contacto fue como un sueño. El beso fue lento, suave y delicado. Los labios de Eli a Paolo le sabían a gloria. Eli rodeó el cuello del chico con sus brazos y enredó una mano en su castaño cabello. Paolo la tomó de la cintura atrayéndola más a él, para profundizar más el beso. Eli reunió todas las fuerzas del mundo para separarse de él. Cuando el chico la vio a los ojos, vio que estos estaban cristalinos.

-No puedo, lo siento.- dijo antes de soltarse del agarre y salir corriendo de ahí.

Se sentía horrible, sentía que traicionaba la confianza de Jude, se traicionaba a si misma. Jude era a quién amaba, se lo repetía una y otra vez, pero cuando estaba lista para ser clara con sus sentimientos con Jude, Paolo se le cruzaba en su camino, confundiéndola. Tropezó varias veces mientras corría, pero no se detuvo hasta llegar al hostal. Cuando entró se dio cuenta de que todo era igual que siempre ahí dentro, como si lo que sucedió en la plaza no existiera.

-"Pero si pasó"- pensó Eli avergonzada.

-Eli, que te sucedió? Estás sangrando.- dijo una voz junto a ella. Era Kimi, quien se mostraba muy preocupado. Al verla Eli no aguantó más y se lanzó a sus brazos para luego partir en llanto.- Q-Que sucedió?- preguntó sorprendida.- Acaso Paolo te hizo algo?- dijo algo más molesto.

-N-No.. y-yo... n-no deb-bí...- balbuceaba la chica entre sollozos.

-Tranquila, sea lo que sea que pasó haya, ya estas a salvo.- dijo la peliroja para tranquilizarla.

Eli no se había dado cuenta de que Kimi estaba acompañado por David, quien no comprendía nada de la situación.

-Ni una palabra de esto a los demás, sobre todo a Jude.- dijo la pelirroja en tono amenazador.- Ahora la voy a llevar a su cuarto.

David solo puso asentir mientras veía como Kimi y Eli subían las escaleras.

________________________________________________________

!!!!!!!!!!!!Comentad¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ que como dige esto parece el blog fantasma chau.