Seguidores

viernes, 21 de septiembre de 2012

Odisea en Roma! Debo volver a Licotte 2º parte

Ambos hermanos Di Gennaro esperaban en el hall de entrada esparando a que su prima bajara. En eso la ven. La chica casi el mismo uniforme que ellos, solo que en vez de pantalones era una falda que llegaba sobre el muslo y llevaba una medias largas que le llegaban sobre las rodillas del mismo color del sueter, azul. Su cabello estaba adornado con una diadema azul.
-Que esperan? Vamos.- dijo la chica al terminar de bajar las escaleras con su mochila sobre el hombro.
Los tres salieron de la casa y atravesaron el verde patio delantero, que en tamaño no se comparaba en nada al trasero, el cual tenía su propio bosque, de hecho, Diego y Eli solía esconderese allí cuando eran niños.
-Por que tanto interés en ir a clases?- preguntó Leonardo mientras abría la verja color blanco.
-Ni que fuera idiota, si se quedara probablemente me toparía con la vieja.- dijo Diego con las manos en los bolsillos. Luego sacó una manzana de su mochila y se la lanzó a Eli, la cual la tomó entre sus manos.- Ten, cometela. No has desayunado.
-Grazie.- dijo la chica antes de darle un mordisco a la fruta.
-Vamos, la abuela no es tan mala... cuando quiere.- dijo Leo burlón.
-Creo que Cruella de Vil se ve toda una santa junto a ella.- agregó Eli.
-Vamos, te quiere más que a todos los primos juntos.- dijo Diego.- Eres su única nieta.
-Wow. Me siento afortunada, no quisiera ni imaginar que me haría si fuera hombre.- dijo Eli algo fastidiada.
-Eli...- comenzó a decir Leo, pero no terminó, ya que en un cruce de calles apareció una chica de la misma chica de la edad del mayor, de cabello largo, sedoso y de color negro azabache y sus ojos eran de un verde claro. La chica se colgó del cuello de Leo casi asfixiándolo.- Kim...- dijo el pelinaranjo casi sin aire.
-Como te he echado de menos en el fin de semana mi querido Leo.- dijo la chica.
-Solo fueron dos días.- dijo Diego fastidiado. La tal "Kim" se volteó a ver al chico y a Eli, pero había que admitir que no era la primera ver que la rcastaña veía a esa chica.
-Tú que te metes...- comenzó a decir, pero luego se calló al ver a Eli.- Eli...- dijo sorprendida.
-Hola, Kimiko.- dijo Eli algo tímida.
-Creí que estabas e Licotte con mi hermano.- dijo la chica soltando a Leo.
Si. Ella era Kimiko, mejor conocida como Kim. Y también era la hermana mayor de su mejor amigo, Zora.
-Cambio de planes.- dijo la castaña con una sonrisa falsa en su rostro. Kimiko se le quedó mirando un rato, pero Leonardo la tomó de la mano y tiró de ella.
-Mejor vayámosnos, que vamos a llegar tarde.- dijo el chico comenzando a correr. Los otros dos chicos lo imitaron.